aceite
aceituna
alubias
andaluz
apio
arroz
asturiano
atun
azafran
bacalao
boqueron
caldo
camaron
carne
catalan
chorizo
coca
cocer
croqueta
fideos
filete
freir
gallego
gamba
garbanzos
hueso
huevo
jamon
judia
marisco
morcilla
mostaza
paella
pastel
patata
perejil
pimiento
pollo
puerro
queso
rebozado
salsa
sopa
tocino
tortilla
valenciano
vasco
vinagre
vinagreta
vino
zanahoria
cereales y legumbres
carnes y guisos
aves
arroces
 


cocina tradicional
Tortilla española de patata y cebolla
Os quiero presentar mi receta casera de tortilla española.
Casi siempre cuando vas a los bares, y pides un pincho de
tortilla, ésta suele ser sin cebolla. A mi personalmente, me
gusta más con cebolla, porque pienso que le da ese toque de
jugosidad que tiene que tener una buena tortilla española.
Como siempre os explicaré la receta paso a paso, porque es
muy sencilla y fácil de preparar. Deseo que os guste.
Tortilla española de patata y cebolla
Ingredientes para 4 personas:
6 huevos
4 patatas
1 cebolla grande
Levadura( Yo utilizo levadura "Royal")
Aceite y sal
Procedimiento:
Cortar las patatas en láminas muy finas.
Cortar la cebolla en juliana.
En una sartén grande, freir las patatas en abundante aceite.
Cuando ya estén un poco doraditas, sacarlas de la sartén,
escurriéndolas del aceite y reservarlas.
En ese mismo aceite, freir la cebolla, hasta que esté doradita,
sacarla de la sartén, y reservarla también.
Batir los 6 huevos en un bol , y echar en el huevo batido,
medio sobre de levadura.
Removerlo para que se mezcle bien la levadura, y a
continuación añadir las patatas y la cebolla reservadas.
En la misma sartén donde hemos frito las patatas y la cebolla,
poner un poco de aceite, y cuando esté caliente, echar la
mezcla e ir cuajando la tortilla a fuego medio, vigilando que no
se pegue, e ir dándole la vuelta con una plato llano grande
para que se vaya haciendo por los dos lados.
Una vez hecha, apagar el fuego, y ya estará lista para
emplatar.
Esta y otras muchas recetas las podréis encontrar en mi
nuevo blog de cocina:
http://cocinandoconkatia.blogspot.com
"Hoy os propongo un
plato de migas, que
según gustos puede
servir para un desayuno
fuerte o una comida."
por Eowyn

cocina tradicional
Pulpo á feira con cachelos
Uno de los platos tìpicos de mi tierra y que a mi me trae
loquita. Su preparación es fácil, aunque comérselo
muchisísmo más. En Galicia,hay dos clases de pulpo, el de
roca y el de altura. El primero es el más rico y suele pesar
entre 2 y 5 kilos aproximadamente y el segundo suele ser más
pequeño y es el que normalmente se utiliza para conservas.El
pulpo antes de cocerlo, tendrá que ser mazado si es fresco. Si
por el contrario es congelado, basta con ponerlo la noche
anterior en la nevera y que se descongele solo.
Ingredientes:
- 1 pulpo de
- 1 Cebolla.
- Sal gruesa.
- Aceite de oliva virgen.
- Pimentón picante.
Preparación.
- Lo ideal sería disponer de una olla de cobre, que es donde
se suele cocer el pulpo. Pero si no es el caso, busca una olla
grande y llénala de agua,a la que agregaras la cebolla pelada.
Sin echarle sal, la dejas al fuego hasta que hierva.
- Una vez llegue a ebullición, agarra el pulpo por la cabeza y
sumérgelo tres veces seguidas en el agua hirviendo, así
conseguirás que no se pele.
- Cuécelo a fuego medio alto durante unos 45 minutos.
Pínchalo de vez en cuando para saber como va el grado de
cocción.
- Una vez cocido, déjalo en la olla con el agua caliente hasta
el momento en que vas a servirlo.
- Trocéalo con unas tijera, sálalo con sal gorda, espolvoréalo
con el pimentón y rocía con un poco de aceite de oliva virgen.
Yo utilizo un truco para saber cuando el pulpo está en su
perfecto estado de cocción, y es meter una patata con pela
dentro de la olla. Cuando la patata esté cocida, lo estará el
pulpo. Te aconsejo servirlo templadito y a ser posible en plato
de madera para apreciar más su sabor. Por cierto, si lo sirves
con cachelos (patatas con piel cocidas), en la misma agua de
cocion del pulpo,(o cocidas a parte con una hojita de laurel), y
aliñadas con los mismos ingredientes !! te coronas !!.
"Este plato, para los
que nos gusta el
bacalao, en un clásico y
muy rico si te gusta el
tomate. Es importante
que la bacalada sea
buena y esté bien seca.
Es mucho mejor este
bacalao seco que el que
está medio húmedo.
Pero si no lo
encontramos lo
podemo"
por Amparo

cocina tradicional
Cocido Madrileño
Ingredientes (4-6 personas):
- 1 Tazón de garbanzos (metidos en agua la víspera).
- 1 Cuarto trasero de pollo.
- 1 Trozo de tocino fresco.
- ¼ de kilo de carne de morcillo limpia.
- 1 Trozo de chorizo de cocinar
- 1 Hueso de jamón.
- 1 Hueso de caña.
- 1 Trozo de espinazo salado.
- 1 Puerro.
- 1 Zanahoria.
- 1 Rama de apio.
- 1 Patata mediana pelada.
- 1 Trozo de repollo (que tenga tronco, para que no se suelte).
- 5 Pastillas de caldo de carne (o 4 cacitos de concentrado de
carne).
- Agua.
Antes de empezar, señalar que las medidas están pensadas
para una olla de 8,5 litros, por lo que, en caso de usar una
más peque-ña, habrá que ajustar las cantidades,
principalmente de pastillas de caldo. Se puede mantener la
cantidad de garbanzos, sabiendo que la diferencia va a ser
que obtendremos menos caldo, pero con más sustancia.
El espinazo se enjuaga bien para que suelte la sal. A
continua-ción, se echan en la olla los garbanzos, las pastillas
de caldo, el repollo y, salvo el chorizo, el resto de los
ingredientes, procu-rando echar al final los que vamos a
descartar (el puerro, el apio, el espinazo y el hueso de jamón
si no tiene jamón que aprove-char).
A continuación, se llena de agua hasta la marca de llenado
máximo de la olla más un centímetro. Si no tuviera marca de
lle-nado máximo, dejamos dos o tres centímetros. Se tapa y
se cuece 20 minutos (olla superrápida, si es normal, 35
minutos).
Cuando ha bajado la presión, se abre la olla, se rectifica de
sal si hiciera falta y se retiran los ingredientes que no se van a
consu-mir. Se prepara un colador fino y un bol y se retira parte
del caldo (aproximadamente un litro), procurando cogerlo de
la parte superior para, de esa forma, retirar la grasa, que
habrá subido a la superficie. Este caldo se mete en la nevera
cuando se ha enfriado, pudiendo, al día siguiente, retirar
fácilmente la grasa, que se habrá cuajado ya, y utilizarlo para
sopas, guisos o como simple consomé. En caso de haber
utilizado una olla más pequeña, nos limitaremos a quitar la
grasa que ha subido a la superficie.
Se añade el trozo de chorizo y se cuece a presión 5 minutos
más. Cuando baja la presión, se puede retirar la grasa que ha
soltado el chorizo, tras lo que dejaremos que cueza
destapado a fuego medio al menos un cuarto de hora, para
que el caldo coja consis-tencia (se nota que deja de ser
transparente y adquiere cierta tonalidad).
Aunque hay muchas maneras de tomar el cocido, lo habitual
es servir primero la sopa (añadiendo fideos o tomándola como
con-somé) y después los ingredientes “en seco”, en una
bandeja o recipiente de barro, junto a los garbanzos,
sirviéndose cada uno lo que quiera, pudiendo añadir al plato
un chorrito de aceite de oliva y una guindilla picada.
Salvo la patata, el resto de ingredientes se pueden congelar
sin problemas, estando, como la mayoría de los guisos, casi
mejor de un día para otro o descongelado.
"La Coca de Sant Joan
es un manjar
tradicional que en la
actualidad tiene la
forma que presento,
pero antiguamente
obligatoriamente tenían
una forma circular."
por Maria Teresa

Like